El llano y su poder infernal con Florentino y el Diablo


La historia de nuestra copla llanera y el contrapunteo Florentino y el Diablo.

Carmelo De Grazia

En nuestra cultura, una de las imágenes más reconocidas en el joropo es el coplero de los llanos y su leyenda que trae detrás. El venezolano, conocido por su fascinación por el cuento y la leyenda fantástica, siempre encanta con el canto y la música, las historias más variopintas que tiene los rincones de nuestro país, con el especial énfasis en el llano.



Representado en el poema de Alberto Arvelo Torrealba, la leyenda del Florentino y el Diablo es un enfrentamiento entre un coplero del llano y el Diablo, que este sin saberlo al inicio comienza un contrapunteo, conocido como un entrecruzado de cánticos, en el que uno desafía al otro. Florentino, según la leyenda, enfrenta al Diablo y una vez al saber quién es, procura mantenerse con su copla, pues de perder la batalla, el Diablo se llevaría su alma.

Carmelo De Grazia
Florentino y el Diablo tiene una fuerte conexión con la música

Carmelo De Grazia comenta que en la narración, la música llanera es un patente que sugiere el origen de nuestra cultura civilizada y el alma del llano como un ente infernal. Recordemos el final de la novela de Rómulo Gallegos en la obra Doña Bárbara al mimetizarse ésta con la naturaleza. Sin contar con las más de 30 versiones que existen hoy en día del cuento Florentino y el Diablo como una referencia mágica de nuestro pueblo colombo-venezolano.


Reivindicado una vez que logra la partida contra el Diablo, Florentino nunca sabrá si ganó o le alcanzó la gracia divina al amanecer justo en el apogeo del enfrentamiento. Lo cierto es que el Diablo no regresó y esta experiencia lleva a Florentino a no volver cantar.

Carmelo De Grazia señala que como muchos, Florentino y el Diablo tiene una fuerte conexión con la música y hoy por hoy es interpretada entre las coplas llaneras y contada desde los albores poéticos de Alberto Arvelo Torrealba, conectando nuestra música y la cultura arraigada de los venezolanos desde su origen regionalista.


Por Carmelo De Grazia



Source link

Artículos Relacionados