Carmelo De Grazia: La música clásica gana adeptos en Venezuela


La sociedad se deja llevar por influencias de contenidos audiovisuales. La música clásica ha entrado en el gusto de la sociedad del venezolano y cada vez son más sus seguidores. 

En cada uno de los seres humanos existe de manera oculta, un don que si se desarrolla correctamente, se transforman en grandes talentos. Desde temprana edad niños y niñas que van desde preescolar hasta bachillerato contribuyen, en la sociedad, con la creación del músico clásico venezolano para exportarse a todos los rincones del mundo. Muchos dan su mayor y mejor esfuerzo, pero pocos pueden hacer carrera profesional. 
Carmelo De Grazia La música clásica da tonadas de armonía a la sociedad
Gracias a la influencia de Gustavo Dudamel, quien logró alcanzar dirigir a la Orquesta Sinfónica Juvenil de Los Angeles y formó parte de la creación de la banda sonora de la más reciente película de la saga de Star Wars y Raúl López con la Orquesta Juvenil de la Universidad Central de Venezuela, transmiten a sus dirigidos una energía capaz de que sus alumnos (valga la analogía) la música la lleven en la sangre como cualquier fanático a un deporte o a una serie.  
De igual manera, se plantean como meta que se adquieran significados asociados a valores como la determinación, el honor al mérito, el esfuerzo y la disciplina, como señales que marcan los caminos que conducen hacia un mejor país.
Esta “moda” nació en 1975, con la Sinfónica Juvenil Juan José Landaeta, se mostró el producto que se creó en el interior Venezuela. En el extranjero, visitaron Mexico, Estados Unidos y Colombia y no pasó desapercibido que la sinfónica crecía a pasos enormes en la cultura venezolana. Sin embargo, no todo es tan bonito como pareciese. 
Más del 75% de todo el alumnado no proviene de la clase media alta del país. Algunos de los más importantes talentos que han surgido, provienen de las zonas más humildes de Venezuela o luego de haber caído en malos pasos y encontaron en su instrumento musical, el lugar ideal para desarrollar melodías de sentimientos encontrados. Gracias al esfuerzo de organizaciones sin fines de lucro para facilitar el reingreso individuos a la sociedad, muchos han logrado reconstruir sus vidas y la sociedad ha sabido recompensarles.



Source link

Artículos Relacionados